Conecta con nosotros

Fonatur, negocio de unos cuantos

Publicado

en

img_1454918890_04a8558c31573b890e5bCancun.- El proyecto Malecón Tajamar, al igual que los últimos desarrollos promovidos por Fonatur como Ecopark y Puerto Cancún, son el símbolo de cómo una gran dependencia se convirtió en el negocio de unos cuantos.
Y dentro de este negocio existen los antecedentes. Los diarios POR ESTO! dieron cuenta en sus ediciones que fue mal planeado, no tenía plan parcial y es tan sólo uno de muchos ejemplos sobre cómo el Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) ha revertido la fórmula de éxito y ha generado decadencia en el principal destino turístico del país: Cancún.
Lo anterior lo afirmó el consejero del Colegio de Arquitectos, Sergio Pasos Moguel, quien confirmó lo que los diarios POR ESTO! manejaron la semana anterior: Tajamar no es una devastación de ahora, sino de quince años atrás.
“Tajamar careció desde un principio de plan parcial, fue un desarrollo mal planeado entre otros donde Fonatur jamás coordina con el gobierno municipal para el diseño congruente de un Plan de Desarrollo Urbano (PDU).”
“Lo más triste es que Fonatur, así como ha dado vida a Cancún desde sus inicios y lo cual se le reconoce, ahora en su avaricia de funcionarios en turno ha sido la herramienta para generar decadencia al gran destino que construyó”, indicó Pasos Moguel.
Para el experto en materia urbana, los ejemplos de esa decadencia generada desde la paraestatal están claros y a la vista, pues basta con nombrar a Malecón Tajamar, Ecoparque Cancún, Grand Island, Puerto Cancún, la Herradura, entre otros
Todos estos proyectos, dijo el entrevistado, tienen una misma constante la cual está construida con una línea que va desde la corrupción e intereses, hasta el daño ambiental irremediable.
“Tenemos ejemplos claros como Tajamar, Puerto Cancún, el mirador (proyecto La Herradura), Grand Island que vieron cómo muchos funcionarios de Fonatur como del gobierno municipal en turno se hicieron millonarios por dar cambios de usos de suelo y alterar parámetros para que sean sobredensificados, anteponiendo esto por encima de la naturaleza y sin importar el daño ambiental”, puntualizó el entrevistado.

Los antecedentes

Desde 2001 hasta el 2014, el Fondo Nacional de Turismo se convirtió en la agencia inmobiliaria del país, al poner a la venta todos los terrenos de Cancún que, se suponía, eran para conservación natural.
Los últimos dos ejemplos de esta situación son los predios donde se pretende construir Ecopark y malecón San Buenaventura, donde la dependencia federal hizo negocios lucrativos a costa de la madre naturaleza.
Ecopark Cancún se encuentra en una céntrica y estratégica área de cara al Sistema Lagunar Nichupté. Colinda con el proyecto Malecón Tajamar, Plaza Las Américas y Malecón Américas, zonas residenciales e inmobiliarias de alta plusvalía, desarrollada por Fonatur, así como con el Area Natural Protegida (ANP) Manglares de Nichupté.
En el caso del Ecoparque Cancún, el terreno fue otorgado al gobierno municipal de Cancún a pesar de que tiene una densidad cero, está destinado a crear un parque que, aunque es catalogado como público, será manejado por un patronato de empresarios, quienes tendrán todos los derechos, incluso los cobros.
Este tipo de negocios son los que han generado devastación en el principal destino turístico del país.
El patronato lo preside Carlos Constandse Madrazo, vicepresidente de Grupo Experiencias Xcaret, encargado de desarrollar productos como Xcaret, Xel -Há; Xplor y recientemente Xochimilco, además de otros 30 empresarios, entre ellos, Alejandro Burillo, presidente del Club Atlante; José Chapur, presidente de Grupo Palace y Rafael Lang, exvicepresidente de Puerto Cancún y expresidente del Centro Coordinador Empresarial del Caribe.
El proyecto conceptual del Ecopark, que recientemente cambió de nombre a Ecoparque Cancún, tras una convocatoria ciudadana, incluye la construcción de ciclovías, gimnasio a cielo abierto, museo vivo del manglar, concha acústica, área para yoga, pista para caminar y correr, jardines internos, y un club de remo para aprovechar la colindancia con la Laguna Nichupté.
De acuerdo con Carlos Constandse, el proyecto se desarrollará por etapas según se obtengan los recursos para su ejecución. Actualmente se encuentra en el plano conceptual, y una vez que el patronato decida cuál será la primera obra a ejecutar se dará paso al proyecto ejecutivo y el respectivo estudio de impacto ambiental.
Fue en septiembre del año pasado cuando la resolución se ratificó en el Programa de Desarrollo Urbano y se publicó en el Periódico Oficial de Quintana Roo.

Malecón San Buenaventura en la misma situación

El proyecto San Buenaventura se encuentra dentro del Area Natural Protegida conocida como “Manglares de Nichupté”, y significa la última joya inmobiliaria a la venta del Fondo Nacional de Fomento al Turismo.
El Malecón San Buenaventura pertenece a la tercia de proyectos de Fonatur, junto con el Table y Malecón Tajamar. Estos terrenos fueron puestos a la venta desde hace 8 años para establecer complejos turísticos.
De acuerdo con información oficial de la paraestatal, Malecón San Buenaventura tiene, al igual que Tajamar, permisos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para tener proyectos de alta densidad, a pesar de que originalmente los predios al estar dentro del rango de un Area Natural Protegida, tenían Unidades de Gestión Ambiental (UGA 10), las cuales consignan cero densidad dentro de la zona.
Sin embargo, esto no ha sido tomado en cuenta. Actualmente el Fondo ha comercializado más del 60 por ciento de los terrenos y el “gancho” comercial de Fonatur es precisamente ofrecer los predios para proyectos de “alta densidad”.
Lo anterior queda confirmado desde la misma entrada del malecón. Ahí, dos letreros en color rojo sostienen “En venta terrenos de alta densidad”. La entrada se ubica sobre el bulevar Colosio, justo a 300 metros donde se da la división de la carretera para seguir al centro vía el distribuidor vial, o circular hacia la avenida Bonampak o Kabah. Exactamente el Malecón San Buenaventura se ubica a un costado del colegio Saint Jhon’s.
De acuerdo con el exdirector de Desarrollo Urbano, Sergio Pasos Moguel, todo ese proyecto desde El Table, Tajamar hasta San Buenaventura, conforman el gran proyecto denominado Malecón Cancún.

Fuente: Por Esto!

Sigue leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2020 Goyo Yupit Digital.